Pepa Miranda Ramos

Es la esposa de Silvia y hermana de Paco, es subinspectora de la policía. Montoya y Curtis se sentían atraídos por ella en un principio hasta que se enteran que ella y Silvia mantienen una relación. Antes de venir a San Antonio trabajaba como agente en Sevilla, hasta que coincidió con su hermano Paco en las investigaciones a Julio Olmedo, ahí se reencontró con Silvia, su gran amor desde la adolescencia, ya que ambas protagonizaron un “escándalo” en la comunión de Sara, al besarse delante de todos, lo que trajo por consecuencia que se alejara de su familia. Termina quedándose en San Antonio, porque Silvia se lo pide. Don Lorenzo, su jefe y suegro no la tragaba en un principio por lo acontecido y por su condición sexual, pero lo que este no sabía es que su hija jamás pudo olvidar el beso que le dio Pepa, y hará todo lo posible por hacerle ver a Silvia que Pepa solo es un capricho, pero todo sus esfuerzos por intentar separarlas serán en vano ya que tanto Pepa como Silvia están locamente enamoradas la una de la otra.Después de un año de relación Silvia quiere ser madre y se lo propone a Pepa, pero las cosas se complicaron ya que esta en un principio no quería tener ningún hijo y Silvia se entera de la peor manera y delante de todos durante un operativo sintiéndose humillada por las palabras de Pepa, era tal la tensión entre ellas que hasta llegaron a las manos en la comisaría, Pepa trata de retractarse e intenta buscar un donante por su cuenta, contactando con sus novios del pasado para poder darle un hijo a su mujer e incluso le pide a Aitor que sea su donante, pero este rechaza la oferta inmediatamente, de esto se entera Sara y la regaña por su comportamiento, además de contarle todo a Silvia, la que decide terminar la relación. Cuando ya se habían reconciliado, Silvia se entera que Pepa se lio con Aitor estando totalmente borracha y le pide que no la busque más…pero Silvia poco a poco se va dando cuenta que no puede vivir sin Pepa y cuando el amor es más grande que el rencor nada se puede hacer ante lo inevitable, así que ambas superaron sus problemas gracias al enorme amor que se tienen y finalmente terminan casándose.