Sara Miranda Castro

La hija de Paco y Lola, nieta de Don Lorenzo y sobrina de Silvia y Pepa. Adolescente con las hormonas revueltas, rubia, guapa y atractiva, su máxima intención en la vida es seducir a Lucas, y utilizará todos los medios que estén a su alcance. Aun así, Sara utilizará sus encantos para manejar al hijo de Bernarda, su vecino, y sobre todo para ayudar a Lucas en sus casos, para así conseguir su atención. Tras descubrir respuesta en Lucas, ella empezará a ver a sus padres con otros ojos, ya que ella cree que sus padres manipulan negativamente a Lucas. Actualmente es policía en la comisaría de San Antonio y trabaja en el grupo de su padre Paco. Fue detenida tras ayudar a Lucas en la sombra en la sexta temporada. Momentos antes de casarse con Lucas tiene una pelea con Alison, en la cual, la segunda le dice que es el Káiser y finalmente, se casa con Lucas pero herida por un disparo que recibe en su enfrentamiento con Allison, al final consigue recuperarse. Cuando se entera de que Lucas estaba renunciando al trabajo que le ofrece el CNI en el extranjero por ella, le convenció para que se fuera prometiéndole esperarle. Pero como era de esperar, no tuvo cuidado a la hora de dejar a Aitor entrar en su vida y actualmente cree que todavía siente algo por Aitor, ya que le ayuda en operativos y que le ha salvado la vida varias veces, también influye que tiene a Lucas lejos de ella. Aunque intenta resistirse acaba engañando a Lucas con Aitor. En el capítulo 100 se casa con Aitor en una boda paripé, y llega incluso a romper el teléfono para que Lucas no llame, pero después de pasar la noche intenta arreglar el teléfono, arrepentida de lo que ha hecho. En el capítulo 102 deja bien claro que no se arrepiente de querer a Aitor pero no obstante en el último capítulo, donde tiene lugar la elección final, se queda con Lucas. En el último capítulo de la serie vuelve embarazada a San Antonio, dónde da a luz un niño, al que llama Paco en honor a su padre.