Principales

        – Francisco «Paco» Miranda Ramos

Hombre sensible, educado y abierto. Vive con todas las mujeres importantes en su vida, su madre (durante los primeros 8 capítulos), su mujer y su hija . Es trasladado junto con Lucas y Mariano a la comisaría de San Antonio tras armar la gorda en su antigua ocupación. Paco es el inspector jefe del grupo, y la falta de profesionalidad de sus hombres hace que invierta más tiempo en ocultar las meteduras de pata que en resolver los casos. A veces pierde los nervios, pero no se puede encontrar nada de maldad en él. Destaca por su inocencia. Su hija será lo que más quiere, y lo que más protegerá. Además, la relación de esta con Lucas causará dolores de cabeza a Paco
En la tercera temporada tiene problemas con Lucas, ya que este piensa que Paco fue el culpable del asesinato de su padre. Al final Lucas descubre que su padre sigue vivo, por lo que se une más a Paco, lo que molesta a Sara.
Al final de la cuarta temporada, la comisaría es secuestrada en el día de cumpleaños de Sara. Debido a esto, en la quinta temporada, Paco sufre crisis de ansiedad, provocadas por el secuestro de la comisaría, y acude al psiquiatra Félix Montejo. Logra superar su crisis, acepta la relación de Sara con Lucas y arregla los errores cometidos con Lola, además de reconciliarse con su hermana, la que no veía hace muchos años. Fue comisario durante un período de descanso de Don Lorenzo, ya que Gonzalo Montoya había vuelto al alcohol, e incluso había intentado suicidarse.
Intentó interferir en la decisión de Sara de ser policía, pero el plan se estropeó debido a una metedura de pata de Curtis y Quique, a los cuales les había pedido el favor de que le hicieran pasar un verdadero infierno en los operativos.
En un principio dirige el caso Káiser junto a la Interpol, y exige a Smith y De Gaulle que le proporcionen toda la información, poniéndoles contra las cuerdas. Finalmente ambos ceden al chantaje, y revelan la verdadera finalidad de la operación. En la séptima temporada se separa de Lola tras sufrir esta una crisis nerviosa e irse a Barcelona. Echa a Mariano de su casa, ya que se da cuenta de que este le trataba como a un padre, no como a un amigo, porque siempre que tenía un problema buscaba la solución en Paco. Viaja a Siria con Mariano a buscar a Lucas, ya que sospecha que su hija está flirteando con Aitor.

        – Lucas Fernández

Es el policía más atractivo y joven del grupo. Es un hombre de acción, está constantemente alerta , duerme con la pistola debajo de la almohada, hasta el punto de considerarla parte de su cuerpo. Las teorías y los manuales policiales no van con él, pero desde su experiencia y forma de ser, nunca duda. Nunca valora las consecuencias de sus actos hasta que es demasiado tarde y entonces planta cara a la situación. Se hizo policía por tradición familiar, su padre y su abuelo lo fueron y su vocación policíaca le viene de siempre. El padre de Lucas era el amigo inseparable de Paco, su compañero del alma. Cuando su padre murió, Paco se hizo cargo de él, ejerciendo de padre. Los lazos que les unen son sólidos e intocables. La cercanía de Lucas con la familia Miranda fue tal que llegó a casarse con Silvia, la cuñada de Paco. Esa relación fue un total fracaso por incompatibilidad de caracteres. Comparte piso con Mariano, en un piso en el mismo bloque que Paco. Durante toda la serie, la hija de Paco, Sara, vive obsesionada por él. Lucas es consciente de ello e intentará constantemente que ella se olvide él. Sara jamás le olvidará y más adelante, se enamora de ella, llegando a tener varias relaciones apasionadas y románticas, de amor verdadero. Esta relación hizo que casi pierda la amistad con Paco. Soportó que Aitor saliera con Sara una temporada, pero finalmente vuelven juntos y acaba casándose con Sara en el episodio «Tiroteo nupcial».
Se infiltró con Povedilla en una cárcel para seguir los pasos de André Salazar, que formaba parte de una banda criminal europea que parecía tener como objetivo falsificar dinero. Huyó de la cárcel con Povedilla y Salazar y logró ganarse la confianza de Salazar y de Allison, pero Philippe Mignon desconfiaba de él. Más tarde descubren que el objetivo es alguien que se hace llamar ‘Kaiser’, el líder de la banda. Finalmente la banda descubre que Lucas es policía e intentan matarle, pero en el último momento Allison recibe órdenes del Kaiser para dejarle marchar, y deciden secuestrar a su hermana, Carlota. De esta forma, pusieron a Lucas entre la espada y la pared, y lo utilizaron como contra infiltrado, y le exigían los planos del Banco de España a cambio de su hermana. Sabiendo que en cuanto le entregara los planos a la banda le matarían a él y a su hermana, con la ayuda de Sara, que en ese momento ya era policía, tendió una trampa a Salazar colocando una bomba debajo del camión de la banda y consiguió salir de allí con su hermana. Pero cuando Lucas se disponía a contarle todo a la policía, Allison le devolvió la jugada a Lucas e hizo que pareciera que él había matado al Superintendente Smith de la INTERPOL. Así pues, Lucas se convirtió en un fugitivo. Se reunió con Paco y Mariano cuando Salgado, al enterarse de que Sara había estado colaborando con Lucas, detuvo a la becaria. Cuando Lucas se disponía a irse, Mariano vio a Allison alejarse de la furgoneta de Lucas, y fue a avisarle de que le habían vuelto a tender una trampa. Usaron esa trampa para hacer estallar la furgoneta y fingir su muerte. Finalmente, logró resolver el caso, destapando la identidad del Kaiser, que resultó ser Allison, y los verdaderos planes de la banda, que finalmente no eran la falsificación de dinero, sino el robo de unos lingotes de oro que el gobierno español había vendido a China. Debido a esto, Lucas se ganó la fama y el reconocimiento de todas las agencias de policía mundiales, y Marina Salgado, la Comandante del CNI, le ofreció un puesto en la Agencia, tuvo que irse unos meses a Estados Unidos para realizar el entrenamiento de la CIA, así se convirtió en un alto cargo de operaciones especiales del CNI. Cuando volvió de Estados Unidos para acudir a la boda de Pepa y Silvia, se enteró allí mismo de que Sara le había sido infiel con Aitor durante su ausencia. Sara tuvo que elegir entre Lucas y Aitor, quedándose con el primero, y se fueron los dos a vivir a la casa que Lucas compró para vivir con Sara mientras estaba en Carolina.

       – Mariano Moreno

Natural de Estepona, separado y «metepatas», Mariano ha sido acusado en diversas ocasiones de acosar a Inés, su ex esposa. Él aún la ama, y cree que ella siente lo mismo. Durante la primera temporada la vigila y procura que nadie se acerque a ella. Vive con Lucas, su mejor amigo aparte de Paco. Mariano es, además, el experto en negociaciones con secuestradores, debido a su afición a las películas de secuestros. Como Paco y Lucas, todos tienen ese toque inocente y bonachón. Será el infiltrado por excelencia en los casos. Por ejemplo, se disfrazó de mujer (Monique), lo que al final llevó a que Don Lorenzo se enamorara de él. Y tendrá una relación inestable con Bernarda, y sobre todo con su hijo, Coque. Después de la muerte de Bernarda se enamora de Lola (la esposa de Paco), pero fue un amor imposible. Sin embargo, se vio apoyado por los suyos y superó el gran bache, a pesar de padecer esquizofrenia debido a un tratamiento para olvidar al que se había sometido. Siempre se siente ofendido en cuanto a sus problemas de peso, creyendo que todo el mundo se burla de él. Mantiene una relación con la comandante Salgado, pero la deja de querer. Se casa con ella bajo la tensión del momento, no teniendo el valor de decirle que ya no la quiere, y planea dejarla después de que su suegro muera. Don Lorenzo le cuenta todo a Marina, por lo que la relación finaliza.
Tras el caso G8, investigaron un caso aparentemente basado en sucesos paranormales, ovnis. Sin embargo, todo era una tapadera, la camorra italiana vertía residuos tóxicos en espacios naturales, pagando a concejales y demás para que hicieran la vista gorda. En esta temporada, Mariano se aleja más de Paco debido a que acusa a este de no ayudarle durante su intento de negociar con la camorra un alto el fuego y además acusa a Paco de no hablarle de su relación con su ex, aunque posteriormente se reconciliará con Paco .